Atrevéte y prueba

Nuestras clases de yoga kundalini

Los 7 primeros días son gratis

Balāsana o postura del niñ@

Origen etimológico:

bana- niño o niña, āsana- postura

RESUMEN DE LA POSTURA

Una figura de recogimiento, protección, descanso y de estar con un@ mism@. Déjate sentir tus órganos, encuentra tu posición cómoda, oxigena lumbares y descansa. Si necesitas haz alguna exhalación por boca para descargar tensiones.

¿CUÁNDO SE UTILIZA?

Si necesitas hacer una contra-postura para tus lumbres, si necesitas descansar, puedes aplicarla en relajaciones, en lectura de textos y para activar ājña chakra.

chakraS ASOCIADOS:

ājñachakra. Recogimiento de svadhisthana

BENEFICIOS:

– regeneración, equilibrio y descanso
– introspección
– relaja la espalda, suaviza la zona lumbar
– descansa y vitaliza riñones y suprarrenales
– lleva la sangre la cerebro
-pone el intelecto al servicio del corazón
-favorece la rendición o la entrega del ego

CONTRAINDICACIONES:

– si estas embazada abre piernas para dejar espacio al bebé
– presión ocular y tensión muy baja

IR A LA POSTURA:

Inspira desde cuatro apoyos lleva glúteos a talones exhala. Estira brazos por delante alargando la columna y levantando la cabeza con la intención de alinear y estirar la columna. Deja caer tu tronco apoyando los pechos en los muslos y lleva los brazos al lado del cuerpo hacia atrás y las palmas de las manos mirando hacia el cielo. Inhala llevando tu aire al abdomen y exhala relajando, deja que tu tronco se ensanche, suelte y se relaje. Tu cabeza esta apoyada en el suelo, deberías de apoyar frente pero explora tu anatomía y observa tus cervicales, hazles un apoyo saludable sin cargar el peso sobre el cuello.
Para salir de la postura coloca las manos a la altura de los hombros, inspira y eleva tronco, revisa tu vertical para ver si te mareas, espira, estiras piernas hacia delante y muévalas suavemente.

Respiración:
Siente el movimiento de la respiración en la parte trasera del tronco desde cabeza hasta sacro, abdominales y lumbares. Ves llevando una respiración tranquila y profunda.

VARIANTES:

Cabeza: coloca dos puños uno sobre otro si tu frente no llega al suelo. Si prefieres también puedes colocar bloques o cojín.
En silla: coloca encima de tus piernas un cojín, varios cojines o un rulo. Algo que no te comprima el abdomen y puedas relajarte encima. Deja caer tu brazos hacia delante y siente la apertura de tu espalda, el alargamiento de la columna y respira.
Pecho: si te duelen los pechos puedes abrir un poco los muslos para recolocarlos, pero observa que tu columna no se hunda hacia dentro sino que quede redondeada. Respira
Dolor de rodillas: pon una manta debajo para amortiguar.
Dolor de empeines: pon una manta plegada abajo para amortiguar.
Si los glúteos no llegan a talones: coloca un manta entre glúteos y talones para que te haga de apoyo.
Si eres muy flexible y necesitas más espacio, coloca una manta entre tu viente y muslos para crear ese espacio de más y déjate caer hacia delante.

CHEQUEÁTE:

Glúteos en talones, pies alineados, piernas paralelas y juntas, tronco en flexión hacia delante, frente apoyada en el suelo, hombros relajados.

Deja una respuesta

Scroll al inicio